El caso contra un empresario de EE UU en Rusia preocupa a los inversores extranjeros

El Foro de discusión de franquicias y negocios rentables de la ciudad de San Petersburgo, que en la temporada anterior a las sanciones occidentales era un acontecimiento prácticamente equiparable al Foro de discusión de Davos, semeja en las últimas ediciones algo deslustrado. La inversión extranjera en Rusia se ha desplomado desde los veintiocho y seiscientos millones de dólares estadounidenses (veintitres y setecientos millones de euros) en dos mil diecisiete a ocho mil ochocientos millones el año pasado, conforme datos del Banco Central. Un costalazo provocado por las relaciones poco a poco más agrias entre Occidente y Moscú y a que no ayuda el entorno de inseguridad para invertir en Rusia que se percibe tras el arresto hace unos meses de un señalado inversor estadounidense por una disputa comercial.

El empresario Michael Calvey, uno de los inversores extranjeros más viejos y consolidados y creador del banco de inversiones Baring Vostok, fue detenido al lado de otros asociados a inicios de este año y acusado de fraude en un proceso tras el que muchos ven el intento de otro accionista por hacerse con el control de la compañía. El caso sobrevuela irremisiblemente estos días las asambleas de la ciudad de San Petersburgo, a pesar del empuje de China como convidado de honor, cuya numerosísima delegación va a tener unas diez personas, entre funcionarios, empresarios y especialistas. El embajador de EE UU en la ciudad de Moscú, Jon Hunstman, que otros años había alentado a asistir al Foro de discusión, este año ha decidido boicotearlo.

“El caso de Calvey atrajo mucha atención de los inversores extranjeros y rusos y afecta al tiempo de los negocios en Rusia”, lamentaba hace algunos días el Defensor de los Derechos de los Empresarios, Boris Titov, en una entrevista en su despacho de la ciudad de Moscú. Para Titov, nombrado por el Kremlin, este es un enfrentamiento “puramente corporativo”, una “disputa civil que debería haberse resuelto a través de los sistemas de arbitraje mas que de forma irracional se comenzó como un caso penal”, apunta. «Es un enfrentamiento corporativo entre 2 compañías que unieron a los 2 bancos y, si bien los bancos son rusos, las compañías están en los paraísos fiscales».

Reconoce que hay “miedo y preocupación” entre la comunidad de inversores extranjeros. «No sabían que existía tal amenaza. Para ellos, este es un factor serio ahora que examinan», afirma Titov, que fue aspirante a las elecciones presidenciales de marzo en las que Putin asoló.“Calvey siempre y en todo momento fue uno de los referentes de esa comunidad de deportados y siempre y en toda circunstancia estuvo en favor de invertir en Rusia”, comenta. El estadounidense estuvo en el germen de Yandex, por servirnos de un ejemplo, el gigante tecnológico ruso.

Titov no cree, no obstante, que el proceso contra Calvey haya provocado, por el momento, la salida de compañías extranjeras. “Las mayores consecuencias seguramente las han ocasionado las sanciones, que prácticamente anularon la inversión extranjera. Las compañías tienen temor, aun si no hay una prohibición directa, y prefieren hoy en día, no estimar proyectos relacionados con Rusia”, incide.

El jefe de la Cámara de Cuentas, Alexei Kudrin, piensa que el caso de Calvey es un “shock para la economía”. Kudrin, exministro de Finanzas, mantuvo este jueves en el Foro de discusión de la ciudad de San Petersburgo que puede además de esto derivar en más salidas de capitales extranjeros de Rusia. Algo que para Vladímir Putin no es “ninguna tragedia”. El superávit comercial del país “lo compensa en exceso”, aseguró en un encuentro con presidentes de las primordiales agencias de noticias globales en los márgenes del Foro de discusión. Mas Rusia precisa esa inversión si desea cumplir con sus objetivos.

Se ve en el Foro de discusión, cuyo ecosistema ha ido mudando con los años. En esta edición se aguardan unos diez convidados chinos. Los visitantes occidentales de alto nivel se han ido cayendo progresivamente de un plantel que otros años incluyó a la directiva del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, o bien al francés Emmanuel Macron. Putin y Xi van a hablar al lado de Antonio Guterres, el secretario general de la Organización de la Naciones Unidas, como a los líderes de Armenia, Bulgaria y Eslovaquia.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó esta semana que espera que “todos esos caballeros sean liberados”. “Obviamente me agradaría ver a Michael [Calvey] entre los participantes del Foro de discusión de San Petersburgo”, afirmó. Por el momento, no semeja viable.

Next Post

LOS PROS Y CONTRAS DE VAPEAR: LA GRAN DECISIÓN

Vapear es una opción alternativa noventa y cinco por ciento más saludable a fumar cigarros equivalentes. La vaporización electrónica, o bien el vapeo como ahora se conoce, se ha vuelto popular en los últimos tiempos, y como todo, tiene ciertos beneficios y ciertas desventajas. Este artículo tiene como propósito facilitar […]

You May Like

Subscribe US Now