Cómo hacer un Gin Tonic perfecto

El Gin Tonic es probablemente uno de los cócteles más populares probablemente debido a su preparación y también ingredientes básicos: Ginebra o bien Gin y Tónica. Mas es una lástima que pese a su popularidad verdaderamente no se haga bien en prácticamente ningún lugar, de ahí que en Mensencia nos hemos propuesto instruir a los 4 vientos de qué manera se hace un Gin Tonic perfecto.

El nacimiento del Gin Tonic no habría podido ser si no fuera por el Alemán Jacob Schweppes que se le ocurrió incorporar quinina en la soda con burbujas a sabor naranja, creando de esta manera la tónica. Es obvio que hoy día las tónicas se han perfeccionado y conseguimos muchas y de diferentes aromas y sabores.

Mas lo que la hizo tan singular en su día fue que al hacerse con quinina esto evitaba la malaria y los soldados ingleses que estaban en la India comenzaron a conjuntarla con ginebra, aguardiente muy popular en las calles de la ciudad de Londres, para ocultar el sabor de la primera.Cómo hacer un Gin Tonic perfecto

Si bien las mejores tónicas para realizar Gin Tonic´s son las que despuntan en sabores y aromas cítricos, por servirnos de un ejemplo la Fever Tree o bien sin ir a marcas premium tenemos la tradicional tónica de Schweppes.

En lo referente a las ginebras, si recordáis en el artículo que realicé sobre las curiosidades de la ginebra, os comenté que hoy día se realizaban muchos géneros de ginebras como el gin bombay sapphire que es muy accesible si se compra a traves de un delivery de bebidas De la misma manera que las Tónicas, nos resultan de interés las Ginebras que tienen aromas cítricos. Bombay Sapphire, Hendrick´s, Citadelle, Tanqueray, son ciertas mejores marcas para realizar Gin Tonic´s.

Son muchos detalles los que debemos tener en consideración en el momento de hacer un Gin Tonic, el primero es el vaso, siendo el ancho y corto el que mejor nos viene. Si bien si disponéis de una copa balón asimismo está bien. La razón es que la Ginebra precisa una boca ancha a fin de que se oxigene y desprenda su arsenal de aromas.

Asimismo necesitaremos limón verde, o bien más conocido como lima. Mas no el jugo del limón como recomiendan en ciertos sitios. El jugo del limón mata las burbujas de la tónica y el Gin Tonic pierde una buena parte de su gracia. Precisamos la esencia de la lima, para eso cortamos piel sin la parte blanca) la estrujamos sobre el vaso y vamos a ver salir pequeñas micro gotas (es el espíritu de la lima). Ahora lo estregamos por el borde de la copa y lo dejamos dentro del vaso. Si deseamos poder recortar un gajo y incorporarlo con posterioridad.

Por otra parte vamos a precisar mucho hielo, tanto para ocupar el vaso por completo. El hielo procuraremos hacerlo de agua de mineralización enclenque, o sea intentemos no hacer los hielos con agua del grifo.

Echamos la Ginebra de nuestra elección, contando tres segundos o bien lo que es exactamente lo mismo (mil uno, mil dos, mil tres) y a determinada distancia de la boca del vaso a fin de que la Ginebra se oxigene. No se trata de un lingotazo, se trata de degustar una bebida con placer, no de otras cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *