Los imperdibles para salir a comer en la costa uruguaya

LA BARRA.- Entre horno de barro, paneras de cuero y ambiente surf, se multiplican los restaurantes y las cartas de restaurantes y bares que se instalan en la costa uruguaya, de Punta del Este a La Pedrera. Algunos vienen desde Montevideo y duran el tiempo de una temporada en balnearios que crecen exponencialmente durante sólo dos meses. Otros deciden apostar por una apertura anual, en busca de una actividad durante todo el año y pensando en la clientela que, como ellos, elige este lado del charco para vivir. Estos no son los menos. En el último tiempo, se incrementó el número de residentes en Uruguay, seducidos por un estilo de vida a otro ritmo o, también, atraídos por las facilidades fiscales. El crecimiento de la costa hacia el Este favorece a estas nuevas iniciativas gastronómicas, que se suman a las clásicas y que ya no necesitan concentrarse en Punta. Se animan así a establecerse en lugares más recónditos, como el balneario La Juanita, justo antes de llegar a José Ignacio, o incluso más lejos, sobre la laguna Garzón.

Descubrir estas nuevas propuestas de cartas menu de restaurantes es uno de los pasatiempos del verano esteño. Anclado en La Barra desde 2013, amante del surf y explorador de las olas californianas, el argentino Tomás Moche buscaba algo para hacer en invierno. A principios de diciembre abrió Borneo Coffee, sobre la calle principal de La Barra. El nombre evoca la náutica: bornear es la acción del barco que gira sobre sus amarras, según la dirección del viento. Inspirado en la Costa Oeste de EE.UU., con bandera de California y tablas de surf de decoración, Moche creó un mostrador con mesas a lo largo y con un deck de madera al fondo, al aire libre, rodeado de flores verdes.Borneo Coffee, en La Barra

El café fresco recién tostado es la vedette del lugar. Moche hizo el curso de barista en San Diego, lo trae de The Lab Coffee Roasters de Montevideo, y se puede cortar con leche de almendras. «Me gustan mucho los cafés y quería salir de la tradicional medialuna y tostado de jamón y queso. Busqué un lugar en Punta del Este porque se labura más todo el año pero no encontré local. La Barra me gusta mucho y esta propuesta no existía. La zona está creciendo y hay varios que quedan abiertos todo el año. Se genera sinergia», cuenta Moche. Otro buen lugar para tomar un café es el puestito de Café Nómade en José Ignacio.

Con una propuesta artesanal, la chef María Malagrino ofrece chía pudding con leche de coco y almendra; yogur griego con néctar de coco, granola casera y frutas de estación; barras de granola con cranberries; budín de chocolate blanco con coco y frambuesa, o alfajores de almendra. A ello se suman dos ensaladas diarias, por ejemplo de tabulé, higos turcos, morrón de tres colores, cilantro, damascos secos y maníes tostados, y sándwiches como un wrap de atún con pepino apio, alcaparras, cilantro y rúcula. Todo fresco, preparado en el momento. Nuestro preferido: sándwich de pan bata, mozzarella fresca, tomate, berenjena, albahaca y gotas de aceite, para llevar.

Next Post

Récord de merchandising en el canal de distribución de Amadeus durante la primera mitad del ejercicio

Tras el excelente ejercicio 2015, en el que se registró un incremento anual del 95% en las ventas de servicios auxiliares de aerolíneas a través de agencias de viajes conectadas con Amadeus, el número de compañías que han suscrito o activado soluciones de merchandising durante la primera mitad de 2016 […]

Subscribe US Now